El proyecto presentado por los diputados provinciales, Adrián Reche y José Orts, solicita al poder Ejecutivo Nacional que tome las acciones tendientes a para promover que los funcionarios públicos, autoridades de partidos políticos y de organizaciones sindicales, pertenecientes a cualquier espacio político, sean vacunados en última instancia, es decir, una vez que todos los ciudadanos argentinos de riesgo hayan sido vacunados con ambas dosis de la vacuna contra el Covid 19, o única dosis según la vacuna de que se trate

Esta solicitud responde a los hechos públicos que dejó al descubierto el caso de allegados del Gobierno nacional que recibieron la Sputnik V en la sede del Ministerio de Salud, a pesar de que no les correspondía por el cronograma establecido por las propias autoridades nacionales es que se propone que los miembros de la casta política sean vacunados una vez que se haya inoculado hasta la última persona de riesgo de la República Argentina.

«En un momento donde Argentina necesita confiar, nos encontramos con estas noticias que pone en evidencia la meritocracia que este gobierno, sus dirigentes y militantes siempre han criticado, resulta bochornoso ver como jóvenes que no superan los 30 años ya han sido vacunados por ser hijos de o pertenecer a tal o cual movimiento», explicó Reche.

Distintas organizaciones de derechos humanos internacionales han pedido explicaciones a la actual ministra de Salud nacional, Carla Vizzotti. 

Todas estas instituciones han coincidido en que las vacunas deben ser asignadas de forma transparente y estratégica respetando a los grupos prioritarios. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.