Según datos del Instituto de Desarrollo Rural, la temporada 2020 viene con una baja del 50% en la producción respecto a la temporada anterior, lo que en cierta manera da esperanza a los productores de una mejora respecto a los deprimidos precios que vienen soportando en los últimos años.

Según los datos oficiales, en la temporada 2018-19 se cosecharon alrededor de 127 mil toneladas, mientras que este año sólo se recolectarán 64 mil toneladas, lo que implica una baja del 49%. 

Según se desprende del informe, las heladas tempranas de setiembre afectaron el cuaje de las plantas a lo que se sumóla falta de inversión por parte de los productores, que desde hace varios años vienen soportando precios muy deprimidos respecto al avance de la inflación sobre los costos fijos.

A nivel de territorio, la disminución es importante en el oasis Sur, donde se perdieron las dos terceras partes de la cosecha esperada, mientras que en el oasis Este, la disminución también fue significativa, mientras que en el Valle de Uco la cosecha, en términos volumétricos, es similar a la del año anterior. 

Pero además, el rendimiento en la zona es de 26,4 toneladas/hectárea, contra 9 toneladas/hectárea del Sur. 

Mendoza es la única provincia del país productora de duraznos para industria y posiciona a la Argentina como la 4º o 5º productora mundial.

Los duraznos para industria son los pavías amarillos, que si bien se pueden destinar al mercado de frescos y venderse en verdulerías y supermercados, tienen pulpas que permiten su industrialización.

Para industria tiene dos destinos o productos principales: la producción de mitades industrializadas y la producción de pulpas. Para el primero, se ocupan los duraznos de primera (mejor tamaño y ausencia de defectos), mientras que para las pulpas se utilizan los duraznos de segunda (que se pagan a menor precio), de menor tamaño, granizados o sobremaduros.

El sector comprende a casi 1.000 productores de toda la provincia y a unas 20 empresas conserveras o concentradoras.

La cosecha se produce entre enero y primeros días de abril, con volúmenes promedios de cosecha que para los últimos años oscilaron alrededor de 150.000 toneladas de fruta fresca, siendo el Valle de Uco el principal oasis productivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.