Lo protagonizó una niña de 10 años, en su casa de calle Costanero del distrito de Goudge.

Mientras jugaba con la herramienta, se provocó un corte y la fractura expuesta de su dedo pulgar de mano derecha, por lo que fue trasladada al Htal. Schestakow.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.