Este miércoles, miles de alumnos mendocinos volvieron a las aulas, y si bien el Gobierno de Rodolfo Suárez a través de la Dirección General de Escuelas (DGE), aseguró que él retorno se haría bajo estrictos protocolos, la realidad demostró que el discurso está lejos de la realidad.

Las primeras postales de los jóvenes en las escuelas mendocinas, mostraron que la gran mayoría no utilizaba barbijos, y tampoco se respetaba el distanciamiento social, medidas básicas para morigerar los contagios por COVID-19

Este miércoles se inició el retorno de 20.000 estudiantes que evidenciaron «trayectorias débiles» en 2020.

Este grupo representa 5% del total de estudiantes en la provincia de Mendoza que cuenta con 380.000 alumnos.

En tanto, el resto irá retornando la presencialidad a partir del 1 de marzo, aunque no todos volverán en simultáneo, y que la vuelta a clases físicas no se asemejará a la «normalidad pre pandemia».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.