La situación es de gravedad, si se tiene en cuenta que representa más del 30% de la superficie cultivada de vid.

A excepción de algunos funcionarios del Gobierno Provincial, nadie duda que la situación del sector productivo mendocino es crítica.

La falta de una política productiva, viene deteriorando en los últimos años, la situación del sector que además de enfrentar los vaivenes de la economía mundial y nacional, sufre el flagelo de la helada y el granizo que solo esta temporada, ha implicado una caída del 40% en la cosecha de uva, según datos oficiales.

Pero a todo esto, se suma la presencia de la Polilla de la Vid, una plaga ampliamente diseminada en todos los Oasis Productivos de Mendoza y que cada vez se extiende más al parecer, porque según las últimas cifras, casi la tercera parte de las hectáreas cultivadas de vid, tienen una lata carga de polilla.

En números, esto representa poco menos de 50.000 hectáreas de las 150.000 hectáreas que tiene implantada la provincia.

En este marco, la pasada semana y en el marco de los eventos de Vendimia, el Ministro de Producción de la Nación, anunció en Mendoza, el envío de 900 millones de pesos para destinarlos al combate.

Se estima que para la presente temporada, se necesitan entre Mendoza y San Juan, las provincias con la mayor presencia de esta plaga cuarentenaria, unos 2.000 millones de pesos, teniendo en cuenta que algunos insumos son importados distribuidos de la siguiente manera:

Dos aplicaciones de insecticidas en 140.000 ha

Aplicación de difusores en 60.

Aplicación de feromonas pulverizables en 30.000 ha con menor población

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.