Twitter Facebook Youtube
El monstruo de Ámsterdam

La policía detuvo a un hombre de 27 años que trabajaba en algunas guarderías de la capital holandesa. A través de internet había ofrecido sus servicios para cuidar bebés y chicos. De algunas de las víctimas se grabaron videos y se tomaron fotografías de los abusos. También arrestaron a su pareja.

Holanda está conmocionada con el caso del “monstruo de Ámsterdam”. Un empleado de guarderías confesó haber abusado sexualmente de unos 50 niños, desde bebés hasta pequeños de 4 años en los centros donde trabajó en la capital del país.

Los aberrantes hechos fueron cometidos entre febrero del 2007 y enero del 2010, y en varios domicilios en los que ejercía de niñero.

Pocas horas después de conocerse los hechos, redes como Twitter o Facebook comenzaron a investigar y hasta se difundió información del confesor. “Por lo menos abusó de unos 50 niños”, informó el jefe de la policía de Ámsterdam, Bernard Welten.

El alcalde Eberhard van der Laan aseguró que decidió hacer pública la foto del pederasta, de 27 años, “por la suma gravedad de los hechos y el estado de alarma”.

El autor de los hechos se conoce como Robert M., un letón homosexual nacionalizado holandés. En el interrogatorio confesó que abusó “de muchos niños y bebés” y que ello le producía satisfacción, según un abogado de una víctima. El pederasta ya había sido denunciado por abusos en el 2008 por la madre de dos pequeños, pero no se tomaron medidas legales contra él.

Robert se casó en el 2004 con un holandés de 37 años, que es sospechoso de producción y difusión de pornografía infantil, por lo que también fue detenido.

El fiscal general Herman Bolhaar informó cómo se descubrió al violador. “La investigación se inició el pasado martes después de la llegada de material de pornografía infantil desde EE.UU. De una investigación norteamericana se desprende que las fotos y las películas fueron hechas posiblemente en Holanda. Las autoridades estadounidenses tomaron contacto con la fiscalía y nosotros iniciamos inmediatamente una investigación”.

En la investigación participó también el programa de televisión de investigación y búsqueda de delincuentes, “Opsporing Verzocht”. En él se mostró la foto de un niño todavía no identificado. Esa misma noche el sospechoso fue detenido. Su nombre ya era conocido de la policía desde hacía dos años, reconoce el comisario jefe Bernard Welten.

“Por lo visto el nombre del individuo ya había aparecido en 2008 en una denuncia de algunos padres. La denuncia fue analizada por la policía de delitos sexuales con la dirección de la guardería infantil en presencia de un asesor pedagógico. La reunión no llevó finalmente a que se sospechara de un hecho delictivo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>