Con el dólar blue que este miércoles volvió a superar su techo histórico de los $300 y una inflación desatada, el Gobierno de Alberto Fernández observa con preocupación el «complejo» panorama económico que atraviesa la Argentina. Mientras, desde el kirchnerismo comienzan a pedir diálogo y acuerdo con la oposición para tranquilizar la turbulencia económica.

«Hay que bajar los decibeles de la confrontación, tenemos que sentarnos todos y discutir para ponernos de acuerdo en qué modelo de desarrollo productivo queremos», explicó a Noticias Argentinas un integrante de gabinete nacional. En esa línea, dirigentes del Frente de Todos comenzaron a participar de conversaciones informales con referentes de Juntos por el Cambio, pero consideran «sumamente importante» que desde las cúpulas del oficialismo y la oposición puedan «ponerse de acuerdo en temas centrales».

«Tenemos que tranquilizarnos para que baje el dólar y el clima de expectativas», reflexionaron fuentes con despacho en Balcarce 50, que además hicieron hincapié en los encuentros que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner viene manteniendo con dirigentes de diversos espacios políticos.


La estrategia de tender puentes con la oposición fue blanqueada por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien durante un acto en el partido bonaerense de Florencio Varela pidió «ayuda» a los dirigentes de Juntos por el Cambio y reconoció que «hay muchísimas dificultades».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.