Una serie de testimonios complicaron la situación procesal del efectivo que el pasado fin de semana, ultimó de un disparo a un joven en San Martín.

El testimonio de la novia del policía y otros dos testigos, tiraron por tierra la carátula de «legítima defensa» que pasó a «homicidio agravado».

De esta forma, el uniformado, que presta servicios en la Unidad Especial de Patrullaje de Rivadvia, quedará detenido, por el crimen de Daniel Giménez Vega (18)

Por el momento, el policía no pasará a la cárcel, pero continuará detenido en la dependencia policial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.