Julián Dominguez monitoreó desde Israel el denominado «tractorazo» que en la tarde el sábado llegó a la Casa Rosada. Desde este lugar del mundo, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca se encargó, primero, de confirmar que no habrá suba de retenciones y, ahora, aseguró que “el diálogo siempre está abierto», aunque aclaró: «No encontré temas planteados hacia mi cartera, sino de índole más politicos”.

Ante la consulta sobre la participación de la oposición en la marcha, Domínguez no quiso meterse en la pelea y, citando a Perón, manifestó que «cuando los adversarios se equivocan, no hay que comentarlo». «Cada uno va cuando donde quiere», agregó.

Ante la consulta de este medio por los reclamos del sábado del supuesto pago a la renta inesperada, el funcionario expresó que «no hay un productor que pueda pagar eso». «No conozco a ninguno que llegue a ganar más de mil millones de pesos», advirtió, aunque también remarcó que todavía no hay un proyecto específico al respecto.

En la tarde del domingo, Domínguez se reunió con su par israelí para confirmar la exportación argentina de 30 mil toneladas de carne para «dar previsibilidad a los productores» y aseguró que se lleva más expectativas a la argentina que con las que llegó: «Tuvimos una reunión muy importante. Por un lado charlamos para incrementar la cuota país y también entablamos conversaciones para poder exportar trigo en un futuro».

Por otro lado este lunes comenzarán las visitas de la delegación a las plantas de filtración de agua que podrían llevar a la Argentina. «Aprovechando mejor el agua de los ríos, podríamos multiplicar la producción local», expresó el ministro.

fuente c5n

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.