Una gran polémica se generó en Neuquén luego de que el gobernador de la provincia patagónica, Omar Gutiérrez, presentara un protocolo de consulta a las comunidades mapuches sobre las obras del gasoducto Néstor Kirchner.
Se trata de la «Consulta Previa, Libre e Informada (CLPI) a la Confederación Mapuche» a poco de comenzar los trabajos para la obra energética que se extenderá desde Tratayén, en el yacimiento de Vaca Muerta, hacia Salliqueló, en el oeste de la provincia de Buenos Aires.

El mandatario provincial propuso el proyecto en un acto con representantes de la comunidad mapuche, desde donde advierten que «deberá aplicarse antes de emprender o autorizar cualquier programa de prospección o explotación de los recursos naturales existentes en tierras de comunidades indígenas; siempre que se considere que su capacidad de enajenar sus tierras o transmitir de otra forma sus derechos sobre estas tierras fuera de su comunidad».
El protocolo en cuestión se realizó sobre la base del artículo 6 del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Constitución Nacional y la Constitución de la provincia del Neuquén, que fijan «la consulta a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente».
Tras las críticas, Gutiérrez afirmó que la consulta apunta a lograr una «mayor hermandad e integración» en Neuquén. Al respecto, el referente del Movimiento Popular Neuquino (MPN) señaló que es una idea que presentaron y «no una imposición de parte», por lo que «habrá que consensuar lo que dice la interpretación».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.