Boca no pudo con Defensa y Justicia: de local, empató sin goles por la fecha 11 de la Liga Profesional y quedó a ocho puntos de los líderes, Talleres y Lanús.

El conjunto de Sebastián Battaglia se encontró con un duro rival, que por momentos le jugó de igual a igual y lo complicó.

El primer tiempo mostró a dos equipos que buscaron el arco rival. Boca dominó en varios pasajes y tuvo las chances más claras. Pero Defensa no se quedó atrás.

El Xeneize tuvo el gol sobre el final del primer tiempo con un claro cabezazo de Vázquez que dio en el palo. El juvenil viene siendo una de las grandes apuestas de Battaglia, y demuestra en cada partido que tiene con qué ganarse el puesto de número 9.

Antes, Boca, con otro centro, tuvo el gol en la cabeza de Briasco, pero el ex Huracán cabeceó desviado casi abajo del arco.

A Boca le costaba generar juego, pese a contar con Ramírez y Aaron Molinas (en el segundo tiempo fue reemplazado por Pavón) en la mitad de la cancha.

En parte eso debió al buen trabajo de Defensa, que achicó bien espacios y presionó sobre la salida rival.

El Halcón, si bien no llegó tan claro como Boca, tuvo en esa primera mitad una clara chance con un remate que tras desviarse en un defensor dio en el palo. Y mostró un buen manejo de pelota, con Contreras descargando rápido y habilitando siempre a un compañero.

En el complemento, Defensa mejoró y por momentos controló la pelota y el juego. Así, tuvo un par de ocasiones para ponerse en ventaja.

Tras un centro al área, Rotondi le ganó el duelo a Sández y su cabezazo se fue desviado. Luego Merentiel, en una larga corrida con un Boca mal parado, lo tuvo mano mano con Rossi pero el arquero ganó el duelo.

Un rato más tarde, otra vez Rossi debió salir rápido para ganarle otra vez el duelo a Merentiel, tras un gran pase de Walter Bou.

Boca iba a empezar a recuperar protagonismo con algunos cambios de Battaglia. El ingresado Medina lo tuvo con un gran remate que Unsain tapó muy bien mandando el balón al tiro de esquina.

Sobre el final, el pibe Zeballos, también ingresado en el segundo tiempo, mandó un centro para Orsini (reemplazó a Vázquez) y el arquero tapó el gol. Así se fue el partido, con un empate justo que le dejó sabor a poco a Boca, que ahora quedó a ocho puntos de la cima.

Pero más allá del punto, lo que más debería preocuparle al flamante DT de Boca es el bajón en el rendimiento en comparación a las anteriores presentaciones.

Esta vez, el Xeneize no pudo ser determinante con los laterales, Sández y Weigandt (salió lesionado), y le costó llegar con peligro al arco rival. Además, le faltó fluidez en la mitad del campo de juego. Deberá seguir trabajando el DT para encontrar la mejor versión de su Boca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.