River logró una importante victoria en Rosario, al golear 4 a 1 a Newell’s en el Marcelo Bielsa en el cierre de la fecha N°11 del Torneo de la Liga.

De esta manera, el conjunto millonario se prendió en la pelea por la Liga: suma 21 puntos, y quedó a dos de los líderes Talleres y Lanús.

Newell’s, en tanto, sigue en caída libre: acumula seis fechas sin triunfos y ocupa el puesto 20 de la tabla con 12 puntos.

El conjunto de Marcelo Gallardo se impuso con comodidad en la segunda mitad, luego de un primer tiempo muy parejo que había terminado 1 a 1.

De entrada los de Gallardo se pusieron en ventaja con una muy buena jugada: Enzo Pérez habilitó a Julián Alvarez, la figura del partido, este cedió el balón para la entrada de De la Cruz y el uruguayo sacó un gran remate cruzado entrando al área, para el 1 a 0 inicial en apenas cuatro minutos de juego.

Sintió el golpe Newell’s, pero de a poco se fue acomodando y comenzó a incomodar al rival. Y a generarle situaciones. Una de las más claras fue un gran pase para Bittolo entre medio de los centrales que tapó bien Armani.

Si bien River, con espacios, buscaba ampliar la diferencia, el empate llegó de manera justa a los 35 minutos de juego. ¿Cómo? Con una gran aparición de Nacho Scocco, quien hizo cumplir la «ley del ex» con un gran remate desde afuera del área que dejó sin chances a Armani.

Cerca del cierre de la primera mitad River pudo irse en ventaja, con un cabezazo de gol de Robert Rojas que tapó el arquero en dos ocasiones, ya que luego de dar rebote, Aguerre volvió a sacar al tiro de esquina otro remate del paraguayo.

En el complemento, una jugada casual terminó poniendo nuevamente en ventaja al Millonario, y esta vez la ventaja fue decisiva. Un remate al arco de Angileri, mal ejecutado, terminó con el balón en los pies de Alvarez, quien solo ante Aguerre puso el 2 a 1, a los 16 de la segunda mitad.

Hasta esa jugada, Newell’s había mostrado cosas interesantes y dominó por momentos a su rival, tanto que Gallardo decidió meter mano en el equipo con los ingresos de Simón y Rollheiser.

Desde el gol, River empezó a jugar con la desesperación de un rival que se quedó sin ideas y comenzó a regalar espacios. Diez minutos después del gol de Alvarez, una buena jugada colectiva y otra buena asistencia de Alvarez dejó solo a Carrascal para definir muy bien ante el arquero y poner el 3 a 1.

Todo definido. Ya para decorar el resultado y su gran noche, Alvarez le puso el broche a una actuación contundente del Millonario para el 4 a 1 final.

Lo cierto es que River, tras la fecha de Eliminatorias y el regreso de algunos lesionados, recuperó a jugadores importantes como Armani, Paulo Díaz, Rojas, Julián Alvarez y Angileri, recuperado de una lesión.

Ah, y Matías Suárez, una de sus grandes figuras, lo miró desde el banco esperando llegar a su mejor forma física. Da la sensación que le sobra equipo a los de Núñez para encarar la pelea por el título.

Sin Copa Libertadores y sin Copa Argentina, y con la mira puesta sólo en el torneo, será un rival difícil de contener. Viene de sacar 10 de los últimos 12 puntos en juego y sabe que, aunque falte mucho por recorrer todavía, el título que a nivel local le falta a Gallardo puede estar en esta ocasión más cerca que nunca.

Fuente ESPN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.