El Jefe de Estado permanecerá durante la mañana en la residencia presidencial. Espera un gesto de Cristina Kirchner y les pidió a sus ministros cercanos que liberen su agenda

Un día después de la crisis política desatada por la ola de renuncias en el gabinete nacional por parte de los ministros que responden a la vicepresidenta Cristina Kirchner, en una maniobra para presionar por cambios luego de la derrota electoral del pasado domingo, el presidente Alberto Fernández centralizó su agenda matutina en la quinta presidencial de Olivos, desde donde monitorea con atención la apertura de los mercados junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El mandatario recibió hoy una única visita: el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi. Junto a él, y de manera remota con el resto de sus funcionarios de confianza, analiza los pasos a seguir. Por lo pronto, les pidió que liberen sus agendas, aplazó el anuncio del paquete de medidas económicas dispuesto para hoy y aguarda algún movimiento de la vicepresidenta Cristina Kirchner para comenzar a destrabar la situación.

Sobre el conjunto de funcionarios que ayer pusieron su renuncia a disposición, Eduardo “Wado” De Pedro, Luana Volnovich, Pablo Ceriani, Paula Español, Fernanda Raverta, Martín Soria, Roberto Salvarezza, Tristán Bauer, Juan Cabandié, Victoria Donda, entre otros, no habría una bajada de línea respecto a cómo continuar. “Cada uno se va a mover según su criterio”, advirtió una importante fuente de Casa Rosada ante la consulta de Infobae.

Por la tarde, y además de evaluar cómo impacta la crisis gubernamental en la economía, el Presidente también le prestará atención a las movilizaciones organizadas a Plaza de Mayo por el Movimiento Evita y Barrios de Pie para respaldarlo.

“Desde el Movimiento Evita, en toda su extensión territorial y federal, expresamos nuestro apoyo contundente al presidente de la nación argentina, compañero Alberto Fernández. Creemos que el mensaje autocritico, conciliador y racional expresado por el Presidente el domingo pasado, es la dirección correcta que debemos tomar para escuchar las demandas de nuestro pueblo. Creemos que la discordia poco ayuda a la reconstrucción de un país que está atravesando una de las peores crisis de nuestra historia”. Con ese contundente comunicado, los movimientos sociales alineados a la Casa Rosada sentaron su posición en las últimas horas.

Por otro lado, un grupo de intendentes del conurbano bonaerense se manifestaron sobre la situación que atraviesa el Gobierno, y señalaron en un comunicado que las renuncias a su disposición de parte de ministros nacionales tuvieron la intención de “fortalecerlo”.

Redoblaremos los esfuerzos. Escuchamos el mensaje que nos dio el pueblo. Poner los cargos del ejecutivo nacional y provincial en manos de Alberto Fernández y Axel Kicillof es fortalecerlos para que tomen las mejores decisiones”, afirmó la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, una dirigente de La Cámpora y muy cercana a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El mismo mensaje calcado publicó el jefe comunal de La Matanza, Fernando Espinoza, en su cuenta de la red social Twitter. Por su parte, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, subió el mismo posteo y lo acompañó con fotografías de él con la vicepresidenta y otras junto al Presidente.

El mensaje en conjunto de los intendentes del Frente de Todos va en sintonía con el gesto que filtró el entorno de la propia Cristina Kirchner de llamar a Guzmán para explicarle que no estaba reclamando su salida del Gabinete.

En tanto, la UCR remarcó que el Gobierno tiene que “dejar de jugar a la interna y dar certidumbre a los argentinos”. “A horas de la derrota electoral del pasado domingo, una facción del Gobierno nacional decidió renunciar al gabinete del presidente Alberto Fernández. Esta noticia no deja de tener una vital importancia para las instituciones del país dado que los funcionarios que dejarán el Ejecutivo responden políticamente a la vicepresidenta de la Nación”, señaló el partido que integra la alianza Juntos por el Cambio.

A través de un comunicado, el sello opositor remarcó: “Esta situación es reflejo de lo que ya habíamos advertido, el Frente de Todos es una coalición frágil, sin ningún tipo de coincidencias entre ellos. Solo se unieron para conquistar el poder y conservarlo”.

FUENTE INFOBAE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.