El futbolista xeneize se ausentará en los próximos compromisos por una lesión de rodilla izquierda. Dolor de cabeza para Sebastián Battaglia

Finalmente se conoció el parte médico oficial de Juan Ramírez, quien ayer aguantó un par de minutos del segundo tiempo en el encuentro que Boca disputó ante Patronato de Paraná por los cuartos de final de la Copa Argentina por un fuerte dolor de rodilla izquierda. “Esguince del ligamento colateral lateral” en la articulación mencionada fue el informe que publicó el departamento médico de la institución de la Ribera. De esta manera, el mediocampista se perdería el Superclásico contra River del domingo 3 de octubre.

Sería milagroso que el volante de 28 años pudiera dar el presente en el equipo de Sebastián Battaglia frente al Millonario ya que este tipo de lesiones requieren entre tres y cuatro semanas de recuperación, cuando solamente quedan 10 días para uno de los duelos más importantes del semestre para el Xeneize.

“Ahí hicimos los estudios, vamos a ver qué sale. Amanecí con un poco de dolor. El objetivo es llegar a River pero depende de los estudios. Me dolía, por eso pedí el cambio. Sentía la rodilla inestable”, había declarado Ramírez al salir de la clínica antes de conocer el resultado de los estudios. El contacto que le produjo la lesión fue en el primer tiempo. Se trató en el vestuario e intentó continuar pero tuvo que frenar para evitar que se agravara el cuadro.

Esta será una sensible baja para el cuadro azul y oro, teniendo en cuenta que Ramírez fue uno de los futbolistas más destacados desde su debut ante Talleres en Córdoba. De hecho fue figura de Boca en el Superclásico por los octavos de Copa Argentina y le generó más de un dolor de cabeza a Marcelo Gallardo con sus arranques y la acumulación de tarjetas amarillas del rival por infracciones que generó.

Así las cosas, el ex Argentinos Juniors y San Lorenzo se suma a la enfermería junto a Marcelo Weigandt, quien sufrió un desgarro de grado 2 en su aductor izquierdo y es improbable que esté disponible para el 3/10 en el Monumental. Quien trabaja a contrarreloj es Eduardo Salvio, recién repuesto de una rotura de ligamentos cruzados de rodilla izquierda que le demandó 7 meses de recuperación. El Toto ya se entrena junto al resto del plantel pero la puesta a punto le demandaría algunas semanas más y tampoco sería convocado ante River.

El cuerpo técnico evalúa opciones para el siguiente compromiso: Boca recibirá a Colón de Santa Fe el domingo a partir de las 20:15 por la Fecha 13 de la Liga Profesional. Pero, como es lógico, ya mira de reojo el trascendental cotejo superclásico contra el rival de toda la vida de la próxima semana. Ramírez no solo se quedaría afuera de estos dos encuentros sino también los de Lanús (en la Bombonera, con público después de mucho tiempo) y Huracán.

En el partido ante Patronato, el DT reemplazó a Ramírez por Diego González, una de las cartas que maneja para la mitad de la cancha. Sin embargo el entrenador fue modificando esa línea en cada uno de los compromisos. Jorman Campuzano parece haberse ganado un lugar fijo, a la vez que desfilan por ese sector Edwin Cardona, Agustín Almendra, Aaron Molinas, Cristian Medina, Alan Varela y Esteban Rolón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.