La puesta en valor de la usina Rawson, existente desde fines del Siglo XIX y que alimentaba de electricidad a una bodega cercana, tuvo un significativo avance esta semana con la colocación de cabreadas que sostendrán el techo protector del sitio histórico.

Como se observa en las imágenes, con una grúa la empresa constructora montó las estructuras de hierro sobre las bases antes colocadas. Luego seguirá la instalación del techo para preservar la entrada a la usina, hallada durante la obra del paseo social y deportivo.

Una vez finalizada la obra, sanrafaelinos y turistas podrán contemplar el histórico espacio a través de un camino peatonal que también será construido en el corto plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.