La tormenta que azotó el departamento sureño dejó además una víctima fatal y miles de hogares sin luz

La feroz tormenta que este domingo por la tarde se abatió sobre San Rafael, dejó cuantiosos daños, luego de que pasadas las 17.30 y en pocos minutos, abundante agua, granizo y fuertes ráfagas de viento se abatieran sobre distritos aledaños y la ciudad.

Los vientos que llegaron a los 60 kilómetros por hora, provocaron la caída de cientos de árboles, lo que derivó en el corte de cableados y tendidos que dejó sin suministro eléctrico a miles de vecinos, incluso algunas plantas de agua, lo que provocó además la interrupción del servicio de agua potable, y la voladura de techos en algunas viviendas.

Pero además, la gran cantidad de agua caída, provocó que muchos comercios e incluso algunos hospitales como el Schestakow y el Hospital Español del Sur Mendocino, se inundarán, junto con muchas reparticiones públicas que este lunes mantenían abiertas sus puertas, pero sin atención al público debido al estado en que habían quedado las dependencias debido al agua.

En este marco, decenas de patrullas de Defensa Civil del municipio se abocaron a lo largo de toda la noche a un intenso trabajo para despejar rutas y calles bloqueadas por árboles, mientras que tras la tormenta, el intendente Emir Félix recorrió las zonas más afectadas junto con funcionarios de diversas áreas de la comuna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.