París reeditará la final cuatro años después la final de Kiev. Real Madrid y Liverpool se enfrentarán por tercera vez en la final de la máxima competición continental, después de la victoria de los reds en 1981 (1-0) en la propia capital francesa, entonces en el Parque de los Príncipes, y del triunfo merengue (3-1) en la capital de Ucrania en 2018. Será un reencuentro que podría esperarse antes de comenzar las semifinales… Pero que para concretarse vivió una auténtica montaña rusa de sensaciones.

El Liverpool sufrió en Villarreal para hacer buena la lógica… Y el Real Madrid consumó un auténtica locura en el Bernabéu para remontarle al Manchester City, que había ganado 4-3 en el Etihad y vencía, con solvencia la vuelta por 0-1, rozando el 0-2 y sin sospechar que Rodrygo, quien entró en lugar de Modric a los 68 minutos, acabaría siendo el hombre del milagro, con dos goles sobre la bocina que dieron paso a una prórroga que sentenció Benzema, completando lo más impensable que se recuerda.

La última locura europea del Bernabéu cerró unas semifinales que el día antes le habían dado el primer billete al Liverpool, que jugará su tercera final en cinco temporadas… Y lo hará después de batir el record de ganar todos los partidos del curso continental fuera de Anfield. Los de Klopp, que firmaron una fase de grupos perfecta sumando todos los puntos, vencieron París, Leipzig y Brujas, en octavos ganaron en San Siro al Inter, al Benfica en Lisboa en cuartos y, por fin, al Villarreal en semifinales, sumando 30 goles y perdiendo solamente un partido (en casa 0-1 frente al Benfica) para completar una Champions casi perfecta.

REAL MADRID 3-1 MANCHESTER CITY. Milagro. El último de la serie, el más difícil todavía. Lo imposible hecho realidad. Primero fue el PSG, después fue el Chelsea… Y por fin el Manchester City sufrió en sus carnes la leyenda del Bernabéu. Ganaba el equipo inglés por 0-1 cuando en el minuto 87 Mendy salvó la sentencia bajo palos, en el 88 Courtois evitó el 0-2 de Grealish… Y en el 90 apareció Rodrygo para comenzar el milagro habitual, con un gol impensable. Empató el Madrid y sin tiempo a que el City se reencontrase volvió a aparecer el brasileño para rematar, imperial, de cabeza y llevar el partido a la pròrroga. Imposible de imaginar y estaba sucediendo… Y claro, la leyenda del Bernabéu acabó por devorar al equipo de Guardiola por medio de un penalti de Laporte que transformó Benzema para redondear la última remontada histórica.

VILLARREAL 2-3 LIVERPOOL. Remontada. El Villarreal hizo lo más difícil y, como reconoció su entrenador, Unai Emery, al final, cedió con justicia ante el que en la previa había considerado «mejor equipo del mundo». El Liverpool había poco menos que sentenciado la eliminatoria en Anfield pero el Submarino Amarillo, en una primera mitad primorosa, fue capaz de equilibrarla con los goles de Dia y Coquelin que dejaron contra las cuerdas a los de Klopp, que regresaron del vestuario enrabietados y transformaron el partido en poco menos que un monólogo de presión, dominio, fortaleza y acierto. La entrada de Luis Díaz y el desacierto de Rulli fueron las claves que acabaron de desnivelar la balanza y en cuanto acortó distancias el equipo red comenzó a contemplarse imposible que el Villarreal fuera capaz de cumplir su sueño. Al final no solo salvó los muebles el Liverpool, sino que se llevó la victoria, la sexta de la temporada en Champions como visitante, todos los partidos jugados, el record perfecto.

fuente espn

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.