Un abuelo sanrafaelino de 65 años recibió un llamado de un empleado de ANSES. Este sujeto le solicitó algunos datos personales con la excusa de actualizar las bases de datos a lo que el abuelo los facilitó.

Días después el abuelo recibe un llamado de un banco diciendo que ya estaba disponible «el crédito que solicitó» a lo que el hombre mayor explicó que el nunca solicitó ningún crédito.

La familia del abuelo se puso en contacto con el banco pero ya era tarde. La cuenta habilitada para el crédito se había cerrado y el dinero había sido retirado.

La denuncia fue radicada y la investigación por estafa se lleva adelante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.