Especialistas y medios de comunicación suelen llaman a la violencia de género «la otra pandemia». El encierro ha profundizado la violencia machista y la cantidad de femicidios. Casi la mitad de los asesinatos registrados en la Argentina desde inicios del 2020, ocurrieron durante la cuarentena.

La situación no es diferente en San Rafael, la Coordinadora de Mujer y Género del municipio Nadia Márquez, dijo que están «mucho más alertas y preocupadas por la situación». Desde que comenzó el aislamiento recibieron casi 100 consultas de distinta índole. «Creció mucho la demanda», admitió la funcionaria en dialogo con una emisora local.

«El que es violento siempre es violento, pero es obvio que la cuarentena ha potenciado el peligro. El hombre está todo el día en la casa y la mujer no tiene tiempo de elaborar estrategias de sobrevivencia; si los chicos se portan mal, si se rompe algo o si hay un problema en el hogar, para él todo es culpa de la mujer», comentó a modo de ejemplo.

Para la especialista, la situación económica influye en la crispación del carácter y dificulta aún más la posibilidad de las mujeres de escapar de una situación de violencia, porque no tiene los medios para irse.

Salir de una situación de violencia es un ciclo que lleva años: «no se sale de la noche a la mañana pero se puede», expresó Nadia Márquez y aclaró que ante una situación de emergencia, un peligro inminente o riesgo de vida, hay que llamar al 911.

La oficina del área de la mujer del municipio de San Rafael (Mendoza) atiende en forma presencial de lunes a jueves de 8.30 a 13 y de 15 a 18 y en el teléfono 0260-4422482. Además, desde el primer día de la cuarentena se habilitó el celular 260-4-059046.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.