En el último mes, desde que se registraron los primeros casos de coronavirus en San Rafael, luego de varios meses sin detectarse contagios en clínicas u hospitales del departamento, se desplegó un importante plan de asistencia para quienes – por estar enfermos o ser contactos estrechos de casos positivos de Covid-19 – deben permanecer aislados, la mayoría de ellos por 14 días. 

El Intendente Emir Félix, a través del área de Desarrollo Social, determinó la entrega de bolsones con mercadería y otros elementos de primera necesidad en viviendas donde conviven personas en aislamiento. Además de alimentos, se reparte agua, en algunos casos pañales, bolsas de residuos de consorcio y artículos sanitizantes. 

Para diagramar los operativos de entrega de los bolsones es clave el trabajo en conjunto entre Desarrollo Social y el Observatorio que funciona en el Municipio, cuya misión es detectar los casos positivos diarios, rastrear a sus contactos estrechos y efectuar una trazabilidad de cuál ha sido la actividad en los últimos días de quienes contraen la enfermedad. 

Con esos datos, se pone en marcha la asistencia a quienes deben aislarse por tener coronavirus o bien han sido contacto estrecho de contagiados. 

«La ayuda es bienvenida por la mayoría de los pacientes de Covid-19, ya que sucede que muchos quedan aislados sin contar con las provisiones necesarias para transcurrir las dos semanas que no pueden salir de sus casas. También están quienes cuenta con ayuda de otros familiares y prefieren que el bolsón sea destinado a quienes más lo necesitan», expresó la titular de Desarrollo Social, Mariela Langa. 

Langa detalló que va variando la cantidad de familias y personas que reciben la asistencia, pues depende del número de casos diarios. «Actualmente son unas 226 los beneficiarios del bolsón y sus elementos complementarios, que integran unas 80 familias», sostuvo. 

Teniendo en cuenta el aumento de casos, especialmente la semana pasada, el Intendente Félix reforzó el personal abocado al Observatorio. «El objetivo es detectar los positivos, determinar si tuvo actividad social o si trabaja en un local comercial o industrial, cuáles fueron sus contactos estrechos, entre otros datos de relevancia», contó Eduardo Rodríguez, uno de los responsables de dicha actividad. 

La intención de Félix es evitar que la enfermedad se expanda en San Rafael y, bajo ese propósito, continúan los testeos rápidos en diferentes barrios y distritos. Allí se analiza la sangre de vecinos para determinar si pueden tener el virus o bien ya lo padecieron y fueron asintomáticos. 

Los trabajos de campo se complementan con los controles que empleados municipales realizan en todos los accesos al departamento. Hay presencia de agentes de Defensa Civil y Dirección de Distritos sobre la ruta 143 (en el arco de Las Paredes y La Olla), en ruta 40 (El Sosneado) y en la ruta 146 (Monte Comán).

«Es indispensable que puedan contribuir en otros departamentos con mayores controles, por ejemplo en San Carlos, donde se encuentra el desvío hacia la ruta 40. Hemos detectado que algunos vehículos se filtran por allí y eligen caminos alternativos e inhóspitos para poder ingresar a San Rafael», aseveró el titular de Defensa Civil, Jorge Pizarro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.