Científicos norteamericanos han demostrado que el fracking que se desarrolla en una zona cercana fue el responsable de la gran erupción volcánica producida en el estado de Hawaii, la cual fue la más grande en más de 200 años y la más devastadora en la historia de los EE.UU.

El estudio revela que además de la ya conocida inducción de fuerte actividad sísmica, la fractura hidráulica también puede ocasionar la erupción de volcanes que incluso hayan permanecido inactivos por largos periodos de tiempo.

“Los datos científicos muestran cómo el fracking puede haber sido diseñado deliberadamente para crear un proceso geológico mediante el cual la lava pudiera drenarse de la cima del volcán Kilauea, para crear grandes nuevas corrientes subterráneas que desestabilizaran la geología, y posiblemente desataran el colapso de la falla del sistema Hilina”, afirma el estudio.

Como puede verse en los siguientes videos y gráficos, la información científica confirma que el sitio de fracking se encuentra en el epicentro de la actividad sísmica y volcánica desatada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.