Este miércoles, Julieta Silva quedó en libertad condicional luego de haber cumplido 2/3 de su condena por la muerte del joven rugbier Genaro Fortunato, en 2017.

Silva, de 31 años de edad abandonó en horarios del mediodía el penal ubicado en Av. Mitre. Fue condenada a 3 años y 9 meses de prisión por el delito «homicidio culposo agravado por conducción antirreglamentaria». Esa sentencia se conoció el 4 de septiembre de 2018, casi un año después del hecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.