En un estadio Monumental con muy buena asistencia, River Plate fue superior y goleó por 3-0 a Platense, en un amistoso de pretemporada en el que estuvo en juego la Copa Ángel Labruna, parte de la Serie Río de la Plata, televisado por Star Plus.

Platense, por su lado, tampoco pudo contar con su nueva figura, Gonzalo Bergessio, quien está terminando de superar el Covid.

En cambio, fue el momento de los retornos (en público) de Nicolás De la Cruz y Enzo Pérez, dos de los más ovacionados en el momento en que la voz del estadio dio las formaciones iniciales. Claro, superados por Marcelo Gallardo.
El Muñeco sólo puso en cancha a una de sus caras nuevas, aunque en realidad se trata de un viejo conocido del club: Leandro González Pirez. Y en el banco esperaron Emanuel Mammana, Tomás Pochettino -que ya habían participado en los otros amistosos de pretemporada- y Elías Gómez, quien firmó contrato el jueves pasado.

El partido comenzó con una intensidad propia de un amistoso, pero con River dueño de la pelota, haciéndola circular aunque sin profundidad. Así transcurrió el primer cuarto hora del encuentro, con los dos arqueros sin participar. Platense no podía retener el balón y el Millonario buscando avanzar haciéndose ancho por las dos bandas, con Enzo Pérez distribuyendo desde el medio, Enzo Fernández como un enlace con el ataque (recostado por la derecha) y José Paradela y Alex Vigo lanzándose hasta el fondo y en busca de Brian Romero, infiltrado en en la zaga visitante, pero sin poder dominar para definir.

Hasta que pasados los 14 minutos, uno de esos tantos avances de Vigo entró al área, le dio la chance de rematar fuerte al medio a Santiago Simón, Jorge De Olivera rechazó y la pelota fue justo adonde estaba solo esperando Braian Romero para empujarla al gol.

Con el dominio ya escrito en el marcador, River se plantó en campo de Platense y lo bombardeó con más centros al área y Romero estuvo muy cerca del segundo, pero su cabezazo se fue por encima del travesaño.

Recién pasados los 28 minutos de juego, Platense siquiera intentó acercarse a Ezquiel Centurión. La primera vez, literalmente, llegó hasta el fondo y se fue del campo sin peligro alguno. Y después tuvo un tiro libre desde la izquierda de Suso, que se le escapó de las manos al arquero local y se fue al córner. Eso fue todo del equipo de Spontón en la primera parte.

A los 33, desbordó Paradela por izquierda, tiró el centro que Romero no pudo tomar bien para rematar, la pelota salió demasiado abierta y volvió al ex-Gimnasia, que había quedado en offside. En la siguiente acción, se escapó Braian para quedar mano a mano, pero lo anticipó y la reventó De Olivera.

El primer tiempo fue todo de River, con una ventaja justa, pero que tampoco mereció ser mucho mayor porque el equipo de Gallardo dominó, pero no pudo crear situaciones claras.

Para el segundo tiempo, Bruno Zuculini ingresó en lugar de Enzo Pétrez.

La primera de peligro para el Millonario en el complemento fue a los cinco minutos, con un centro al área de Milton Casco, que cabeceó Romero y el arquero manoteó al córner. Tres minutos después, Enzo Fernández, conductor de todos los ataques, lanzó otro centro frontal para a el punta, quien no pudo llegar a tocarla delante de De Olivera.

Pero no hizo falta mucho tiempo más para que llegara el 2-0: subida de Vigo por la derecha, tocó al medio para Enzo Fernández, que eligió pegarle desde afuera.

Y casi llega el tercero en la siguiente, con el desborde de Paradela, balón al área grande para Enzo Fernández que dio media vuelta y se la entregó a Braian Romero en la medialuna. Su tiro se fue desviado.
Los ingresos de Pochettino, Carrascal y De la Cruz llenaron de camisetas negras en tres cuartos del campo calamar, pero al no haber un referente en el área, ya no hubo tantos centros, si no más jugadas asociadas y disparos desde afuera. Así a los 33, el ex-10 colombiano marcó el 3-0.

A los 42, Carrascal defendió la pelota con el cuerpo y de espaldas al arco descargó en Enzo Fernández, quien se la pasó a Auzqui, que escaló por derecha y sacó un remate cruzado que se fue muy cerca del segundo palo,
Sin demasiado brillo y con muchos cambios de nombres, el equipo de Gallardo mantuvo su estilo y se impuso a un Platense, que ni intentó jugarle de igual a igual.

fuente espn

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.