Amazon denuncia por estafas «a más de 10.000 grupos de Facebook» por reseñas falsas en España, entre otros países

Amazon se ha cansado de los estafadores, en muchos casos los propios vendedores o fabricantes, que manipulan a su antojo las reseñas de productos.

El gigante del comercio electronico Amazon vende docenas de millones de productos. La mayoría, a través de tiendas de terceros.
Existen categorías de productos con miles de vendedores diferentes, y la competencia es brutal. En muchos casos, como las fundas de móvil, los auriculares inalámbricos, ventiladores, etc, productos de distintas marcas muy similares en funciones y precio. ¿Cómo diferencian los clientes entre unos y otros? A través de las reseñas de usuarios que han comprado el producto.

En artículos similares o desconocidos, los compradores se fían de las puntuaciones y los comentarios de aquellos que los han comprado. Y aquí es donde muchas tiendas de terceros y fabricantes de productos intentan estafar a la gente.

Existen vendedores o fabricantes que contactan con los clientes que han comprado el producto y les ofrecen un descuento, e incluso el producto gratis, si escriben una reseña positiva.En otros casos crean webs o grupos de Facebook en donde «reclutan» a gente dispuesta a cobrar dinero o recibir productos gratis, a cambio de escribir análisis de cinco estrellas.
No se trata de hechos aislados. Hace unas semanas Amazon cerró tres webs en donde 350.000 personas escribían análisis falsos.

A veces nos hemos preguntado por qué en casos como estos se cierran sus negocios, pero no se hace nada al respecto. Es decir, no terminan en denuncia. Pues esta vez, parece que sí la hay.

Según informa TechCruch, vía Business Insider, Amazon ha denunciado a 10.000 administradores de grupos de Facebook que se dedicaban a comprar análisis positivos de productos a cambio de dinero, de descuentos en el producto, o de productos gratis. Algunos de estos grupos tenían hasta 40.000 usuarios y escribían en Amazon España y tiendas de otros 6 países.
Normalmente, para no levantar sospechas, los propios «clientes» de los grupos compraban el producto. Después escribían una reseña positiva, contactaban con el administrador del grupo, y les pagaban lo acordado o les hacían un descuento. Otra variante era tramitar una devolución del producto, para que Amazon no sospechara, pero el cliente se quedaba con él, sin devolverlo.

A la hora de escribir las reviews, los estafadores usaban plantillas, pero cambiaban cosas a mano para engañar a la IA de Amazon que rastrea reseñas falsas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio