Nuevos rastrillajes en busca de Silvia Chávez

La fiscal especializada en violencia de género Paula Arana, que ahora tiene bajo su órbita la investigación por la desaparición de la enfermera jubilada Silvia Chávez, ordenó ayer una serie de rastrillajes en pos de dar con indicios que puedan empezar a desentrañar la causa que, hoy por hoy, es todo un misterio para los pesquisas.
Así, durante la mañana del martes, personal policial junto a funcionarios de la fiscalía, la defensora del imputado Mauricio Albornoz y demás actores vinculados con el expediente –peritos, bomberos, etc.- se hicieron presentes en un predio sito en la esquina de Bolívar e Independencia intentando dar, sobre todo, con el cuerpo de la septuagenaria.
Los investigadores recorrieron varios lotes baldíos en el fondo de una ex fábrica y secadero, y luego se trasladaron hasta unos piletones que existen en la zona, pero la búsqueda no arrojó resultados positivos de relevancia.
El de ayer es el quinto operativo que se ordena desde la justicia para dar con elementos que permitan encontrar la punta del ovillo de un caso que es por demás misterioso y que concita la atención de la comunidad sanrafaelina.
Por ahora, lo único que se tiene claro es que la causa tiene un acusado formalmente –Mauricio Albornoz- que esta semana recuperó su libertad por orden del juez Sergio González quien, además, en aquella audiencia recomendó a la fiscalía investigar otras líneas hipotéticas tales como la actuación que puede haber cumplido en la desaparición de Chávez su hermana Lucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio